La gestión del talento se está volviendo cada vez más móvil. Las posibilidades que se abren a través de estos dispositivos personales, conectados permanentemente a internet y que el trabajador suele llevar siempre encima, son amplísimas. Desde pedir unas vacaciones, a revisar los recibos de nómina, pasando por chatear con colegas de la oficina o enviar un justificante médico al manager.
Te mostramos algunas de las ventajas de usar apps en tus RRHH en esta infografía que hemos elaborado para ti.